Operación Alto el Fuego tiene como objetivo reducir la violencia armada en Reading

Continuando con sus esfuerzos para atacar la violencia armada en la ciudad de Reading, el Departamento de Policía de Reading ha dado a conocer los resultados de su más reciente Operación Alto el Fuego.

Aproximadamente 100 agentes de la ley del Departamento de Policía de Reading, la Fuerza de Tarea antidrogas del Fiscal de Distrito del Condado de Berks, la Libertad Condicional para Adultos y Menores del Condado de Berks, el Departamento del Sheriff del Condado de Berks, la Policía estatal de Pensilvania, la Libertad Condicional del Estado de Pensilvania, el Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos, el FBI y la ATF llevaron a cabo múltiples operaciones en la Ciudad de Reading.

Además de las operaciones dirigidas a armas de fuego y otros delitos violentos, unidades de patrulla del Departamento de Policía de Reading y la Policía estatal de Pensilvania llevaron a cabo actividades de tráfico y cumplimiento de la calidad de vida.

Como resultado de la operación, se cumplieron nueve órdenes de libertad condicional y violaciones de libertad condicional, se iniciaron 3 nuevos delitos menores y 2 nuevos casos de delitos graves, se incautaron 3 armas de fuego, se emitieron 19 citas de tráfico y el personal realizó patrullajes a pie en siete lugares de la ciudad.